Prensa

Un sueño que se convirtió en realidad – La Estrella de Panamá

‘Para ser más grande hay que soñar y planificar en grande’, pensaba Christian Plaut Compán, mientras elaboraba la estrategia comercial que le permitiría lanzar al mercado una línea de cremas multipropósito.

Plaut es ingeniero comercial y se dedicaba a ofrecer asesoría a diferentes marcas farmacéuticas antes de realizar su sueño de convertirse en empresario.

Este alemán nacionalizado chileno en 1990 decidió que produciría cremas comésticas elaboradas con extractos naturales en el 2010. Su historia es una mezcla de suerte y astucia.

‘Pensé… si lo hacemos para una empresa porque no hacerlo para uno mismo’, dijo el ingeniero. Con esta idea en la cabeza empezó a crear la fórmula para elaborar la línea Andes Nature que es el quinto producto hispano más vendido en Estados Unidos y el único chileno que se vende en las tiendas de ese país.

El desafío era llegar al mercado americano con productos de alta calidad y precios competitivos, agregó. Uso cinco componentes para elaborar sus cremas: uvas, arándanos, miel, concha de caracol y oliva. Así creó la que sería su primera línea de productos que sería vendida en sus inicios en las tiendas estadounidenses a cinco dólares.

El ingreso al mercado estadounidense fue todo un éxito. ‘Teníamos contactos en ese país desde que hacíamos las consultorías y eso facilitó el ingreso del producto’, comentó Plaut. Se enfocó en tiendas hispanas porque es un mercado de 50 millones de habitantes. ‘Era la mejor vitrina para exponer este producto’, agregó.

Empezaron con una inversión de un millón de dólares y una campaña publicitaria en Univisión de tres meses. Hoy día venden hasta 200 estuches diarios en Chile. Y sus ventas anuales representa unos diez millones por año, explicó.

Plaut ha entrado al mercado mexicano en tiendas de renombre como Walmart y ampliado su gama de productos a ochenta; entre ellos una línea coméstica basada en los beneficios del cobre. En Chile, la empresa genera 200 empleos directos.

Esta línea está buscando potenciales mercados y ya le tiene el ojo puesto a Panamá, donde ingresará a mediados de junio de 2015.

Por Marlene Testa

Artículo original: Un sueño que se convirtió en realidad – La Estrella de Panamá (09 diciembre 2014)

Related Posts